Idiomas:

Noticias

1 Ottobre, 2021 / Oblatas
VOCACIÓN OBLATA: VOLVER A DECIR SÍ A DIOS

 

 


La vocación es un camino que dura toda la vida, y en cada momento de renovación se vuelve a decir SÍ a Dios, mirando a los fundadores de nuestra congregación: Madre Antonia de la Misericordia y Padre José María Serra.

En septiembre, hemos vivido en la Familia Oblata un acontecimiento de gracia y alegría: la hermana Natividad Ollo celebró sus Bodas de Diamante, cinco hermanas de la Provincia Europa junto a Cruz Marleny, de la Provincia José María Benito Serra, conmemoraron sus 50 años de consagración, las junioras Marlene y Diana renovaron sus votos anuales.

Bodas de Diamante

Con gran alegría, el pasado 11 de septiembre, nuestra hermana Natividad Ollo Munarriz celebró sus Bodas de Diamante, 75 años de consagración al Señor en la misión oblata.

En la Eucaristía junto a su comunidad, en San Sebastián, ella renovó su SÍ, y expresó su agradecimiento y gratitud a Dios, que siempre ha estado presente en su vida “a través de tantas mediaciones, acompañándola y sosteniéndola desde Su Misericordia de Padre”. En esta celebración no pudo menos que hacer memoria cariñosa de tantas personas “con las que ha podido compartir su vida con amor, trabajo y esperanza, a lo largo de estos 75 años de vida consagrada”.

Bodas de Oro

En España, las hermanas Gema Palacios, Pura González, Mª Angeles Ilzarbe, Mª Cruz Eraso, Ana María Barandiarán y Justa del Sol vivieron un momento único: conmemoraron 50 años de entrega al Señor. El 3 de septiembre, en la Eucaristía, renovaron su afirmación presentando una ofrenda de luz nueva, ilusionante y luminosa.

Asimismo, desde Bogotá, la hermana Cruz Marleny festejó sus Bodas de Oro en su consagración al Señor como hermana oblata. “Le pido al Señor me regale el don de estar con Él por toda mi vida y eternidad. A las mujeres gracias e infinito agradecimiento por mostrarme el amor de Dios. Bendiciones y un abrazo grande. Que María Santísima me guíe siempre en este camino”, expresó Cruz.

Renovación de votos

De la misma manera nos alegramos con las respuestas a la llamada de Dios en las renovaciones de votos de Diana, colombiana, y Marlene, angoleña, quienes renovaron sus votos en el quinto año de juniorado, afianzando su opción vocacional como Oblata del Santísimo Redentor y consolidando la consagración y pertenencia Congregacional.

Para Marlene, renovar esta alianza fue “reafirmar el deseo de Dios y mío de continuar siguiendo los pasos de Jesús Redentor en el compromiso, en la fidelidad y entrega de la misión que Él me confía cada día”. Así expresó: “Alabo y doy gracias a Dios por el don de la vocación oblata, por las experiencias de vida, testimonio de fidelidad, entrega, alegría de muchas hermanas que me ayudan y contribuyen a fortalecer el sentido de pertenencia congregacional, enamorarme y entregarme cada vez más por la misión, por nuestra forma de Ser y Estar en el mundo, alimentar y madurar mi vocación y consagración”.

Igualmente, nuestra juniora Diana indicó que este día representó “un momento muy especial y significativo”, pues es “continuar diciendo sí al proyecto Redentor y liberador de Dios que nos ha creado por amor y con amor” y explicó: “Seguir a Jesús Redentor es descubrirlo cercano y presente en mi vida y la vida de las personas que Él coloca en mi camino, de manera especial las mujeres en situación de prostitución, es aprender, es discernir, es la alegría del encuentro y la acogida diaria”.

La joven colombiana agradeció de manera especial a las Hermanas de su comunidad: “me brindan su cariño y su apoyo”, y a la Congregación: “Que también de diferentes maneras, se unió conmigo en este momento maravilloso”.

 

Galería de imágenes

Volver
Evidenziate
Comunità Oblate in diversi paesi
Articoli, studi e notizie
Delle nostre sorelle e laici
Le donne che abbiamo accompagnato

    NEWSLETTER
    Iscriviti alla nostra news per ricevere notifiche
    Ho letto e accettato la politica sulla privacy