Idiomas:
 

Noticias

21 maggio, 2021 / Oblatas
La Red Oblata Brasil presenta en un informe sus principales acciones en la pandemia

El informe de actividades de la Red Oblata Brasil fue desarrollado en un momento histórico. El año 2020 sorprendió negativamente a la humanidad con la diseminación masiva de un virus letal.

La nueva variante del coronavirus, causante de la Covid-19, hizo que los países pasaran a enfrentar de repente a un enemigo invisible, pero con poder de desestructurar las más variadas capas de las esferas públicas y privadas.

En Brasil el escenario se tornó desafiante, pues, además de los problemas estructurales y sistémicos, la pandemia acarreó el agravamiento de la crisis económica, social y política ya enfrentadas por el país, reforzando las desigualdades y vulnerabilidades sociales de la población. La acentuación de la feminización de la pobreza, corroboró consecuentemente con el aumento del número de mujeres iniciando o volviendo al contexto de la prostitución.

Ese nuevo contexto social exigió de la Red Oblata Brasil, presente en diferentes partes del país (Belo Horizonte/MG; Juazeiro/BA; Salvador/BA; São Paulo/SP) capacidad de adaptación a las nuevas formas de trabajo, con la utilización de herramientas creativas y dinámicas para dar continuidad a la atención a las mujeres, garantizando condiciones de acceso a la red de políticas sociales y otros.

De esta forma, se presentan los principales resultados alcanzados, así como los avances y desafíos de este período. Vale destacar que la compilación de los datos contó con la contribución de todas las Unidades de la Red Oblata Brasil, a través del análisis de sus registros y sistematizaciones recolectadas durante el año 2020.

Posts-Rede-Oblata-Redes-Sociais-37-1024x1024

PANDEMIA, PROSTITUCIÓN Y ACTUACIÓN DE LOS PROYECTOS

Brasil enfrenta una fuerte crisis sanitaria en razón de la pandemia por coronavirus. Los desafíos para contener el avance de la enfermedad se han agravado debido a las múltiples desigualdades sociales existentes en el país. Las medidas adoptadas para contener el virus demandaron, entre otras indicaciones, aislamiento social, uso de mascarillas y medidas de higiene, algo no alcanzable para una gran mayoría de los brasileños y brasileñas.

La ineficiencia del Estado en la gestión de la pandemia acarreó un aumento visible en las expresiones de la cuestión social. La situación de las mujeres que ejercen la prostitución no difería de millones de trabajadores autónomos e informales que realizan trabajos precarios y sin derechos básicos asegurados. Esas, en su mayoría pobres, negras, moradoras de la periferia, que sufren con la falta de acceso a la infraestructura, saneamiento básico, renta, bienes y servicios, aún enfrentan prejuicios y estigmas diversos.

La prostitución como actividad que requiere un acercamiento físico íntimo, representa un gran riesgo de contagio por Covid-19. Sin embargo, no hubo interrupción significativa en el ejercicio entre las mujeres asistidas, ya que éstas necesitan garantizar el sustento familiar.

Se observó el uso de estrategias para burlar las inspecciones y determinaciones municipales y el uso de aplicaciones para concretar encuentros con los clientes, entre otras dinámicas. Aun así, hubo una caída en la renta, ante el cierre de hoteles, casas, bares y plazas. Con la dificultad de ejercer la actividad sexual, comenzaron a surgir escenarios de privaciones diversas, sobre todo, alimenticia.

La actuación de la Red Oblata en ese escenario fue imprescindible. A través del trabajo remoto, los proyectos comenzaron a buscar metodologías de atención que resguardasen la salud de empleados y asistidas. La principal herramienta utilizada para el contacto con las mujeres fue el teléfono, por medio de llamadas y mensajes de WhatsApp, algo que solo fue posible gracias al vínculo preexistente entre las instituciones y el público.

A través del envío sistemático y planificado de posts informativos, se creó un ámbito de comunicación permanente donde fue posible comprender, acoger y encaminar las demandas. Atendimientos presenciales fueron realizados mediante programación y uso de medidas de seguridad.

SOLIDARIDAD Y ARTICULACIÓN SOCIAL

En ese contexto, fue primordial la formación de una corriente de solidaridad de la sociedad en general, iglesias, organizaciones y colectivos, para distribución de alimentos, productos de higiene, limpieza, ropas y máscaras. Grupos y movimientos proporcionaron atención psicológica y psiquiátrica en línea gratuita.

Ante ese escenario desafiante, se hace necesaria la continuidad del trabajo de la Red Oblata, buscando garantizar, por medio de la articulación social e incidencia política, el acceso de las mujeres a las políticas públicas, minimizando así los impactos causados por la pandemia.

Acceda al informe y lea en línea aquí


 

Galería de imágenes

Volver
Evidenziate
Comunità Oblate in diversi paesi
Articoli, studi e notizie
Delle nostre sorelle e laici
Le donne che abbiamo accompagnato
NEWSLETTER
Iscriviti alla nostra news per ricevere notifiche
Ho letto e accettato la politica sulla privacy