Idiomas:

Noticias

29 enero, 2018 / Oblatas
Encuentro de voluntarios Oblatas Europa: el amor por la labor

Ser voluntario significa entregar parte de tu tiempo a una causa en la que crees, a un motivo que te llena. Significa ofrecer lo mejor de ti sin esperar nada. Ser voluntario es una oportunidad para el encuentro, encontrar nuevos horizontes y sentirse parte de una labor que crea esperanza. Estos son los principales sentimientos que tenían los participantes en el encuentro de voluntariado en proyectos sociales Oblatas Europa celebrado el pasado fin de semana en la Casa de Espiritualidad de Ciempozuelos y al que asistieron voluntarios de España, Italia y Portugal para acercarse un poco más a la labor oblata y conocer un poco más en profundidad nuestra Historia.

Dos de estas voluntarias, Paula Cano y Noelia Medina, llegaron desde el Programa Daniela de Las Palmas de Gran Canaria, que ofrece acogida y atención a mujeres en situación o riesgo de violencia de género por prostitución, trata con fines de explotación sexual, etc. Son dos mujeres diferentes, cada una con distintas cosas que aportar, pero con el sentimiento común de saberse parte de la familia oblata.

Noelia lleva dos años trabajando en el Programa Daniela. Supo de él por medio de una conocida y ella, enfermera y especialista medicina tradicional china, pensó que podría ayudar. Ahora hace acompañamiento a las mujeres, ofrece charlas y talleres sobre educación sexual, siatsu…

Por su parte, Paula es integradora social, y empezó a finales de octubre a colaborar con el programa Daniela ya que se llevó a cabo una charla presentándolo en su centro de estudios. Hoy ayuda a las mujeres a encontrar su don, a definir sus cualidades y a salir adelante por medio de talleres de autoestima, orientación laboral… También hacen manualidades, como un proyecto de artesanía que han puesto en marcha actualmente y cuyos productos venderán después en una feria en Las Palmas.

Para ambas, el encuentro con otros voluntarios que se enfrentan cada día a realidades similares a las que ellas viven ha servido para reafirmar sus ganas de seguir trabajando y para sentirse más unidas con las hermanas y la Historia oblata, a la vez de asentar el convencimiento pleno y el amor a la labor de voluntariado que desempeñan. Tal como explica Paula, “todos queremos ser voluntarios porque sentimos que nos falta algo o porque tenemos algo que aportar, pero en este caso además nos sirve para reafirmar nuestra posición de mujer y de autonomía por medio del propio trabajo que hacemos con quienes acuden al Programa Daniela”.

Tanto Noelia como Paula finalizan que de este voluntariado destacan las ganas de continuar, de superar las situaciones difíciles: “hemos aprendido que para salir adelante, incluso cuando parece que no hay esperanza, solo hace falta dar el paso”.

 

Galería de imágenes

Volver
Destacado
Comunidades Oblatas en varios paises
Artículos, estudios y noticias
de nuestras hermanas y laicado
Mujeres que hemos acompañado
NEWSLETTER
Suscríbete a nuestras Noticias para recibir notificaciones
He leído y acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR