Idiomas:

Noticias

11 Janeiro, 2020 / Oblatas
Acogida auténtica, cálida y permanente

Compartimos este texto que llega desde la comunidad oblata de Barcelona en recuerdo a una de las mujeres del proyecto. Nos unimos a nuestras hermanas en el pesar por su pérdida, pero también en el agradecimiento por la vida de Asun.

“ … aquí me tiene UD de vuelta de un viajecito que he tenido que hacer a las provincias y en el que he visto en Bilbao a la Ignacia que está muy bien en el refugio y a Micaela que también entró buscando apoyo, el día 20 del corriente. Ambas tienen muy buenos propósitos. La francesita que tuvimos aquí en el principio, Maria Serat y que usted,tal vez recordarà del hospital de San Juan de Dios y que allí llamaban Berta, ha muerto allí mismo en mis brazos el día 21, y su muerte ha sido la de una santa. Yo aseguro a usted, que no puedo desear para mí, ni para ninguna de las personas que yo quiero una muerte más dulce que la suya. ¡Oh cuánto anima esto a entregarse y comprometerse con estas mujeres…”

Son inspiradoras las palabras de Antonia de Oviedo. Importa reconocer a la mujer, comprender su momento vital y permanecer. El espíritu y sensibilidad que se desprende del texto, atraviesa toda la relación vivida con Asun en la comunidad de Barcelona. Algunos detalles ofrecemos en este pequeño relato.

Iniciamos el 2020 y una vez más, comprobamos, en medio de la celebración de la Navidad, que la vida se va tejiendo entre sufrimientos, dificultades, gozos y esperanzas. No podíamos imaginar que este 4 de enero, por la noche, en silencio, con paz, Asun nos dejara y se fuera para siempre.

Nació en Madrid (14.08.1936) y llegó a Barcelona siendo muy joven. Aquí pasó la mayor parte de su vida. Hay dos temas que nos resuenan cuando pensamos en ella, la acogida, la apertura, a la vida, al otro/a, a Dios. Y su capacidad de ser hermana, su capacidad de tejer lazos, de generar confianza.

Esta ha sido una experiencia que Asun nos ha brindado desde los albores de los años ochenta. La conocimos antes de vivir nosotras en el barrio. Desde la comunidad de la calle Aragón nos acercábamos para ir conociendo la realidad. La calle San Ramón en el Raval era bulliciosa, vital, llena de actividad.

Entre los rostros múltiples y diversos que allí aparecian, resaltaba el de Asun proporcionando acogida, calidez y colaboración. Así se inició una relación de apoyo y acompañamiento que ha durado hasta hoy. Era una mujer fácil para la relación. Expresaba un punto de ingenio y de humor que hacían de su presencia un verdadero regalo.Nuestro primeros pasos en el Raval estuvieron acompañados por su cercanía y solidaridad.

Ella nos creaba oportunidades de acercamiento a las demás mujeres. Tenia una actitud de apertura a la realidad, era una mujer exploradora, curiosa, informada de los acontecimientos del barrio, del mundo, de la politica etc. Era una buena lectora y más adelante, aficionada a las nuevas tecnologias. Se hacia presente en las redes sociales. Se dejaba sorprender, disfrutaba con las cosas nuevas y aprendía.


 

Galería de imágenes

Volver
Destaque
Comunidades oblatas em vários países
Artigos, estudos e novidades
de nossas irmãs e leigos
Mulheres que acompanhamos
NEWSLETTER
Assine nossas Novidades para receber notificações

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR