Idiomas:

Noticias

14 junio, 2018 / Oblatas
XXII Consejo Ampliado: Iglesia en salida y conciencia medioambiental

Afonso Tadeo Murad, hermano marista y coordinador de una línea de investigación sobre ecología y conciencia planetaria, ha sido el encargado de presidir la sesión que ha tenido lugar hoy, 14 de junio, del XXII Consejo Ampliado de las Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor. Una conferencia que también ha contado con la presencia y ayuda de Daniela Cannavina, provincial de las Hermanas Capuchinas de Madre Rubatto.

La complejidad del mundo actual

Este XXII Consejo Ampliado cuenta con el lema “Centinelas de oportunidades”, que pretende expresar, tal como ha señalado Daniela Cannavina, “una escucha que provea a nuestra mirada de los elementos necesarios para trazar un nuevo horizonte de oportunidades a partir de lo que nos ofrece el mundo actual”. Una diversidad de opciones que incluye también la vida en comunidad, la intergeneracionalidad e interculturalidad y la misión compartida. En definitiva, una serie de desafíos que van estrechamente ligados a los nuevos escenarios que se presentan ante la congregación. Una Vida Consagrada que debe saber poner el foco en todo lo que emerge y no percibirlo como una amenaza, sino como una oportunidad. “Conociendo el exterior podemos después recapacitar sobre lo que somos como congregación y saber cuál es nuestro papel”, dijo.

Pero lo cierto es que a veces es complicado, sobre todo para las generaciones más mayores, comprender el mundo actual. “Este mundo se caracteriza porque se mezclan aspectos de complejidad y transversatilidad en la que se sobreponen muchas características distintas”, apuntó el hermano Afonso Murad.

Una Iglesia en salida

Recordando las palabras del Papa Francisco, “sean osados y creativos en esta tarea de repensar los objetivos, las estructuras, los estilos y métodos de transmitir la misión”, se abordó también el concepto de la Iglesia en salida. “El Papa habla de una Iglesia que no se detiene, que va en al encuentro de los náufragos”, indicó. “Todos estamos llamados a salir a las periferias, y esto se refleja en esta propia congregación y su diversidad”.

Esta Iglesia en salida se basa en la comunidad de discípulos misioneros que tienen cinco características “el tomar la iniciativa, salir al encuentro, a la encrucijada de caminos para acoger a los que están al margen; la capacidad de envolverse con las mujeres, en nuestro caso, y con las causas que nos rodean; el acompañar a las personas en todos sus procesos, por más duros y demorados que sean; el fructificar, el dar fruto y ser fecundos; y, por último, el festejar y celebrar la alegría del Evangelio”, explicó Murad.

“Francisco nos habla de un camino de conversión pastoral, en el que la opción misionera sea capaz de transformar todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda la estructura eclesial se tornen un canal destinado más a la evangelización del mundo actual que a la autopreservación”, indicó, poniendo de manifiesto, además, una de las principales características de la Vida Consagrada: su carácter de peregrinación, pero también de espera. “La Iglesia-comunidad es una madre con el corazón abierto. Muchas veces es mejor disminuir el ritmo, dejar la actividad para mirar a los ojos y escuchar, renunciar a las urgencias para acompañar a quien se quedó caído a la orilla del camino. A veces es como el padre del hijo pródigo que continúa con las puertas abiertas para que, cuando vuelva, pueda entrar sin dificultad”.

Conciencia medioambiental

Mas adelante se abordó también la cuestión ecológica. “Muchas veces cuando escuchamos la palabra ecología pensamos en árboles o prados verdes, pero se trata de mucho más que eso”. En la encíclica del Papa Francisco Laudato si’ se habla del cuidado de la casa común. “Esto incluye todo, desde los seres que no tienen vida pero que son fundamentales para que la vida acontezca, como el aire, el sol o el agua, hasta los seres vivos, desde las más pequeñas bacterias hasta los humanos, así como los animales y las plantas”. La ecología nos descubre que somos parte de esta casa, que el medio ambiente no es algo ajeno a nosotros. “En occidente teníamos primero, sobre todo durante la Edad Media, que Dios estaba en el centro del universo. Con la modernidad llegó el antropocentrismo, que colocaba al hombre en este centro. Ahora hablamos de la superación de ese antropocentrismo en favor de reconocer que el ser humano no está solo en ese centro”.

El encantamiento con la naturaleza, la indignación ante situaciones que la comprometen… son solo algunas de las llaves que llevan a conseguir una conciencia planetaria. Algunas de las asistentes compartieron sus experiencias con la naturaleza, como es el caso de Marisa Cotolí, osr en Sevilla, que habló de una vivencia personal en la isla de Formentera: “fue una puesta de sol espectacular en una playa… fue como si Dios nos lo quisiera regalar a las cinco personas que estábamos allí”. Otro punto fundamental es la involucración de niños y jóvenes en los asuntos medioambientales. “Son particularmente sensibles a estos temas, por lo que debemos darles la oportunidad de que vean, reflexionen y se posicionen, ya que de la indignación se desprende una acción transformadora”, apuntó Murad.

Adquirir una conciencia planetaria nos hace tomar conciencia de que somos hijos de la Tierra y responsables de que esta casa común sea habitable para nosotros y para las futuras generaciones. Sin embargo, esto no exige únicamente cuidar los ecosistemas, sino tomar conciencia también de la ciudadanía planetaria, en la cual se supere la exclusión social y económica. “No hay una separación entre las cuestiones sociales y el medio ambiente”, apuntó. En definitiva, lo que pide el Papa por medio de su encíclica es una conversión pastoral pero también ecológica: “Aplicar las consecuencias de nuestra fe a la conservación de esta casa que habitamos”. Reconocer en cada uno de los seres que nos rodean el principio de interdependencia. “El espíritu creador y dador de vida está en toda criatura. De ahí brota la alabanza, el reconocimiento de la alegría, la gratitud y el valor de cada ser”.

 

Galería de imágenes

Volver
Destacado
Comunidades Oblatas en varios paises
Artículos, estudios y noticias
de nuestras hermanas y laicado
Mujeres que hemos acompañado
NEWSLETTER
Suscríbete a nuestras Noticias para recibir notificaciones

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR