Idiomas:

Noticias

28 ottobre, 2019 / Oblatas
Sínodo para la Amazonía: un compromiso con el planeta y con las mujeres

El Sínodo para la Amazonía, celebrado en el Vaticano del 6 al 27 de octubre, ha concluido en un clima de reconocimiento y escucha a la realidad propia de esta región, que representa, sin embargo, a todo el planeta. Y es que la situación medioambiental que estamos llamados a solucionar, así como el papel de la mujer en la Iglesia, entre otros temas, son realidades que nos unen y llaman a reflexionar.

Durante estos días se ha abordado, además, la situación que vive la Amazonía con la trata de personas, en especial de mujeres y niñas, cuya vulnerabilidad es muy elevada en las fronteras de los países de la región. Así lo ha expresado la representante de la REPAM Roselei Bertoldo, de la Red ‘Un grito por la vida’.

Desde su experiencia de trabajo en Manaos (Brasil), ha subrayado que “la explotación sexual, el abuso sexual y la trata de personas son realidades que se viven en el territorio amazónico” y que las redesd de trata “llevan con engaños a las mujeres desde la Amazonía a las ciudades grandes como Río de Janeiro o Paramaribo en Surinam”.

Tanto esta Red – de la que Hermanas Oblatas forma parte – como Cáritas Brasil acompañan a las mujeres, y han tenido su representación en el Sínodo de la mano de otras mujeres: las que trabajan día a día por acabar con el mal de la trata y sanar las heridas de las víctimas.

El papel de las mujeres

Por otra parte, durante la presentación de los resultados del documento final del Sínodo, el papa Francisco se comprometía a atender la petición de las mujeres: “Queremos ser escuchadas”. Y es que, como dijo el Santo Padre, “Todavía no hemos caído en la cuenta de lo que significa la mujer en la Iglesia y nos quedamos solo en la parte funcional, que es importante, pero su papel va mucho más allá de la funcionalidad”.

Esto se recoge en el propio documento, en el cual, si bien no se pide de forma explícita que las mujeres puedan acceder al diaconado permanente, sí que se hacerse eco del elevado número de consultas en las que esto se ha solicitado y deja en manos del Papa y de la comisión creada a tal efecto por Francisco “sus resultados”.

Un único horizonte: la Misión

Pero si en algo se han mostrado de acuerdo los padres sinodales en el reconocimiento del carácter misionero de la Iglesia. Y en esto nos sentimos especialmente reflejadas, pues es precisamente el principal horizonte extraído de nuestro XXI Capítulo General: la Misión, el sentirnos llamados y enviados.

“El dinamismo misionero que brota del amor de Dios se irradia, expande, desborda y se difunde en todo el universo. Este desbordamiento impulsa a la Iglesia a una conversión pastoral y nos transforma en comunidades vivas que trabajen en equipo y en red al servicio de la evangelización. La misión así comprendida no es algo optativo, una actividad de la Iglesia entre otras, sino su propia naturaleza. ¡La Iglesia es misión! Ser discípulo misionero es algo más que cumplir tareas o que hacer cosas. Se sitúa en el orden del ser”, se puede leer en el texto de los padres sinodales, el cual puedes leer aquí.

Este Sínodo supone un punto de partida para muchos temas distintos que afectan a toda la Iglesia, y cuyas enseñanzas acogemos con alegría para trasladarlas a las comunidades y proyectos de nuestra congregación. 


 

Galería de imágenes

Volver
Evidenziate
Comunità Oblate in diversi paesi
Articoli, studi e notizie
Delle nostre sorelle e laici
Le donne che abbiamo accompagnato
NEWSLETTER
Iscriviti alla nostra news per ricevere notifiche
Ho letto e accettato la politica sulla privacy

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR