Hoy

Inculturar el Carisma Hoy

Para inculturar el Carisma hoy se hace imprescindible el conocimiento de la realidad. Ignorarla nos llevaría a conclusiones inadecuadas y falsas. De ahí, la necesidad de situar la Misión en este contexto cambiante y global donde los sistemas políticos, económicos y sociales generan unas estructuras injustas que arrojan una mayoría excluida, marginada, carente de derechos y que viven en situaciones de deshumanización progresiva. (Reflexión sobre la opción Capitular)
En este contexto, se va reconociendo el impacto que, el avance de la pobreza y los fenómenos migratorios, está ocasionando en las mujeres en situación de prostitución y trata.
Esto nos urge a:

  1. Comprender la misión con una perspectiva global.
  2. Impulsar una dinámica de discernimiento continua sobre los diferentes proyectos y lugares donde estamos y otros donde urge la Misión, con agilidad y flexibilidad en las respuestas que nos lleven a tener una postura profética y una disponibilidad a la itinerancia.
  3. Avanzar en un camino compartido con el laicado y las mujeres en relaciones de igualdad.
  4. Participar en espacios y redes solidarias con otras personas e instituciones.
  5. Conocer, respetar y acoger los valores de las culturas en las que nos encontramos.
  6. Ofrecer alternativas humanizadoras y trabajar estratégicamente en las causas que generan el fenómeno de la prostitución.

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales