• en
  • pt-pt
  • it
Próximamente en:
  • es
Idiomas:
 
  • es

Conócenos

Carisma y espiritualidad

Carisma

Carisma

El significado de la palabra carisma proviene del griego kharisma: “don divino, regalo”. Para las Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor, ese don del Espíritu lo recibió nuestra congregación a través de los fundadores, José María Benito Serra y Antonia María de la Misericordia.

El carisma oblata permanece y se recrea en la medida que se sigue regalando a muchas personas en todo el mundo. Quien lo recibe descubre que su camino de seguimiento a Jesús se encuentra al lado de las mujeres inmersas en contextos de prostitución, recorriendo juntas sendas de redención y liberación.

Este carisma sensibiliza, capacita y es fuerza que impulsa a orientar todas las potencialidades personales en favor de esta misión. El don recibido lleva a superar las apariencias y estigmas sociales, para hacerse acogida y respeto hacia las mujeres más vulneradas en su dignidad, en donde descubre el reflejo de Dios. En medio de las adversidades y conflictos, hace prevalecer el poder transformador de la comprensión, el amor y la esperanza.

Somos llamadas a expresar este “don divino” con toda su belleza en comunidad. Vivimos la acogida y el respecto a las mujeres como personas reflejo de Dios, sin quedarnos sujetas a las apariencias o al estigma presente en nuestra sociedad, que perpetúa los prejuicios que marcan este colectivo.

Espiritualidad

Espiritualidad

La Fuente de nuestra espiritualidad es Jesús Redentor, compasivo y misericordioso, que se fija especialmente en los excluidos. Amor que se desvive y entrega como expresión de la ternura de Dios, estableciendo relaciones de gratuidad y libertad también con las mujeres.

Descubrimos los rasgos específicos de la espiritualidad oblata a partir de la experiencia de fe de nuestros fundadores que, actualizada a lo largo del caminar congregacional, da lugar a un modo de vida que configura la relación y encuentro con Dios, el talante personal, la vida en comunidad y el compromiso social y político, en los diversos continentes y países donde la familia Oblata realiza su misión.

La espiritualidad de encarnación nos lleva a situarnos ante la realidad, especialmente en el acercamiento a las situaciones de las mujeres en contextos de prostitución, como la tierra sagrada donde Dios habita y nos interpela. La mirada compasiva, atenta y profunda de Jesús, nos impulsa a convertir el dolor y la indignación ante la injusticia, en entrega permanente y solidaria (oblación), en afirmación de la vida y liberación (redención) y a ser “misioneras de la misericordia”.

Así lo refleja nuestra canción: “Vean en ellas la imagen del Redentor”

Ser oblatas configura nuestro modo de ser y estar en el mundo. Esta identidad, que abarca la totalidad de nuestra vida, se construye y alimenta desde los orígenes en torno a la misión, la experiencia de Dios y la vida fraterna.
(Capítulo General 2013)
Ser oblatas configura nuestro modo de ser y estar en el mundo. Esta identidad, que abarca la totalidad de nuestra vida, se construye y alimenta desde los orígenes en torno a la misión, la experiencia de Dios y la vida fraterna.
(Capítulo General 2013)
Destacado
Comunidades Oblatas en varios paises
Artículos, estudios y noticias
de nuestras hermanas y laicado
Mujeres que hemos acompañado
NEWSLETTER
Suscríbete a nuestras Noticias para recibir notificaciones

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR