Conócenos

Nuestro nombre: Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor, expresa y sintetiza la espiritualidad y el carisma de la Congregación. Nos recuerda que nuestra oblación=entrega debe ser total y hasta las últimas consecuencias.

Somos mujeres especialmente sensibles al dolor de otras mujeres. Nos sentimos llamadas, convocadas y enviadas a compartir la BUENA NOTICIA con las mujeres que se encuentran en situación de PROSTITUCIÓN y son víctimas de la trata.

Mujeres del Pueblo de Dios, vivimos en comunidad el seguimiento de Jesús Redentor que se encarna en la realidad histórica, se enfrenta al poder excluyente y permanece fiel hasta el "sin sentido" de la cruz en su OPCIÓN por las personas más débiles.

Vivimos la certeza de que el sufrimiento, el conflicto y la injusticia que palpamos en el vivir cotidiano, no tienen la última palabra. El Carisma recibido nos da la fuerza para permanecer en medio de estas situaciones y seguir apostando por la vida.

La misericordia, la solidaridad, la alegría, la gratuidad, son rasgos de nuestro ser Oblata que nos capacitan para hacer, con las mujeres, un camino en igualdad.

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales