Celebramos su vida

Ahora, cuando ya parece que las fatigas y trabajos están a punto de terminar, otra vez, el viento terco del mar le trae noticias teñidas de incomprensión, soledad y destierro.

Y en silencio, y despojo, se abandona en el Dios de Jesús que sale a su encuentro y se funde en un abrazo sin fin.

Celebramos su vida - Hermanas Oblatas

Acompañado por la luz del sol y mecido por el aire tibio del mar, se rendía con muchos nombres en su corazón, un mediodía luminoso de septiembre de 1886. En el desierto de las Palmas de Benicasím.

Mayo de 1810 a septiembre de 1886, una existencia colmada. Fuiste testigo fiel, centinela de auroras de justicia, profeta y cantor de la compasión, mensajero de buenas noticias, peregrino de la verdad y fundador de horizontes poblados de dignidad y paz.

En el segundo centenario del nacimiento de José María Benito Serra, celebramos su vida fecunda porque la semilla que sembró es hoy un árbol que extiende sus ramas por la anchura del mundo. La Congregación por él fundada está presente en Europa, América y África brindando copiosos frutos de proximidad, solicitud, cuidado, defensa, relación y fiesta a las mujeres en situaciones de exclusión y vulnerabilidad. Todo nuevo, como al principio. Felicidades.

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales